Tendencias de marketing para tener en cuenta en 2018.

No existe una regla fija, ni una fórmula infalible que nos indique qué tecnología o qué canal será el más utilizado dentro de los próximos años como tendencias de marketing.

El truco, está en observar a los consumidores. A medida que estos van cambiando la forma de comportarse, las empresas y los equipos de marketing necesitan adaptarse a ellos. La personalización, el marketing de contenidos, el uso de múltiples canales, son algunos de los ejemplos de cómo responder a una audiencia en evolución constante.

2018

Tendencias

Marketing de Contenidos.

El Marketing de Contenidos sigue siendo una de las claves para convertir visitas en clientes. Pero ahora no basta con solo hacer contenido escrito. Los consumidores están buscando información en diferentes formatos y en diferentes canales al mismo tiempo. En el 2018 vamos veremos cómo los equipos de contenidos se hacen más variados, donde se integrarán diseñadores, expertos en radio, video, redes sociales y diferentes formatos.

Los datos son claros, el 47% de los consumidores visitaron más de tres formas de contenido antes de iniciar un proceso de compra.

Es indispensable invertir en una estrategia multiformato y multicanal donde el mismo contenido sea presentado en una variedad de canales y formatos para poder responder a las necesidades de los consumidores.

Personalización

El marketing masivo se está convirtiendo en algo obsoleto.

Como decíamos, el marketing de contenidos será uno de las principales estrategias para este año, esto debe coordinarse con algo fundamental: experiencia personalizada para cada tipo de cliente.

Las empresas deben dejar de lado el contenido estático y comenzar a invertir en páginas dinámicas que sean capaces de responder a las diferentes características de los clientes gracias al contenido inteligente.

SEO en todos tus formatos

Alinear tu estrategia de SEO con tu estrategia de contenidos es la mejor inversión que puedes hacer para este año. Tienes que asegurarte de optimizar el contenido en todos sus formatos: video, imágenes, redes sociales, audio etc. La clave está en invertir en SEO antes de crear contenido nuevo. De esta forma te aseguras de aumentar tus posibilidades de conversión.

Videos cortos

En una cultura liderada por los dispositivos móviles, el video es uno de los formatos más consumidores. En el 2017 el 90% de todo el contenido compartido por usuario en redes sociales fue en formato de video. Ahora el desafío está en capturar la atención de la audiencia en los primeros 3 segundos.

No hacer videos cortos ya no es una opción. Las marcas que no están usando video como parte de su estrategia de redes sociales deben comenzar ya. Y recuerda, deben ser cortos, funcionar sin sonido y llamar la atención en los primeros 3 segundos.

Automatización de procesos internos

Es probable que ya estés utilizando algún tipo de software de automatización para agendar tus publicaciones en redes sociales, enviar correos electrónicos o hacer seguimiento a tus prospectos. Ahora la clave está en utilizar herramientas de automatización para optimizar tus procesos de marketing y ventas internos.

Toda empresa debería tener un CRM (Programa de gestión de relaciones con los clientes) que permite identificar oportunidades, generar plantillas automáticas de correos, programar reuniones con clientes con un click etc. Si estás gastando tiempo en esas actividades en forma manual, es porque algo están haciendo mal ya que hay herramientas para automatizar casi todo.

Inteligencia Artificial

Para muchos, las palabras inteligencia artificial puede sonar como algo de una película de ciencia ficción. Lo más probable es que ya la estén usando en su día a día. Si has usado el micrófono para buscar algo en google, ya eres un usuario de la inteligencia artificial. En temas de marketing, la utilización de data de comportamiento para optimizar la disposición de tu sitio web o tu chatbot también es inteligencia artificial. Si bien la inteligencia artificial puede ser algo considerado “nuevo” todavía, dentro de los próximos 12 meses lo verás como una integración a la mayoría de las herramientas que utilizamos día a día.

Chatbots

Los chatbots son un muy buen ejemplo de como la automatización tendrá un gran impacto en la forma de hacer negocios en el 2018. Estos “asistentes virtuales” operados por inteligencia artificial puede entregar a los clientes respuestas en tiempo real en cualquier momento. Después de que Facebook Messenger abrió su API, muchas empresas comenzaron a testear estas herramientas. El desafío está en lograr una experiencia de usuario que sea incluso mejor que un típico servicio al cliente y permitir automatizar tareas repetitivas para que los equipos de atención al cliente se centren en agregar valor.


 

El 2017 fue uno de los años más activos en términos de nuevas tecnologías, tendencias y formatos en la industria de marketing. El 2018 no será distinto por lo que te recomendamos estar preparado, invertir en áreas claves para así poder adelantar estas tendencias y no estar tratando de ponerse al día después.

Anuncios

La fórmula de 3 pasos que necesitas para el crecimiento de las redes sociales

¿Alguna vez te preguntaste qué es lo que impide tu crecimiento exponencial en las redes sociales?

Si sientes que estás haciendo todo lo correcto en lo social, pero sin ver un crecimiento notable, no tires la toalla todavía.

money-2724241_960_720

Asume compromiso con los rituales diarios

Si deseas mantener el rumbo y garantizar la coherencia, debes comprometerte con los rituales diarios.

Para hacer esto, siga la fórmula COMENZAR, PARAR CONTINUAR. Es una forma de controlar en qué estás enfocado y evaluar qué funciona y qué no.

Así es como funciona:

COMENZAR:  Estas son cosas que necesita comenzar a hacer: los pasos que te acercarán a tus objetivos.

Si, por ejemplo, tu objetivo es hacer crecer tu autoridad en línea en algún nicho del mercado, puedes leer sobre el valor del marketing influyente y decidir “COMENZAR a construir una relación” con las personas influyentes en las redes sociales.

Lo importante aquí es que las una o dos cosas que decidas comenzar a hacer estén todas alineadas con tus objetivos y metas.

PARAR:  estas son cosas que necesita dejar de hacer: acciones que no te están dando ningún resultado.

Lo más probable es que hayas caído en malos hábitos. Podría ser tareas cotidianas, sistemas o procesos que solían funcionar. Y aunque pueda sentirse cómodo con ellos, es hora de determinar si lo están acercando más a sus objetivos.

Para comenzar, revisa tu plan de marketing y anote las 10 acciones principales que realiza todos los días. Ahora mira si están haciendo una diferencia. Encuentra acciones que:

  • pierden tiempo, energía, dinero
  • no se alinea directamente con los objetivos de tu empresa
  • ya no producen resultados

Por ejemplo, digamos que cambiaste tu estrategia de redes sociales. Decidiste agregar 5 horas adicionales de publicación, agregando más contenido promocional.

Durante el último mes, ha observado una disminución pronunciada del engagement (grado en el que un consumidor interactúa con tu marca), los clics y las nuevas oportunidades de venta. Después de revisar los datos, te das cuenta de que es algo que debes DETENER y reajustar.

CONTINUAR:  Estas son acciones que estás tomando actualmente y deberías continuar porque están funcionando. La consistencia es la clave para cualquier área de tu negocio.

Entonces, digamos que comenzaste a aparecer en las redes sociales todos los días para interactuar con tus seguidores y ver que tus leads de coaching aumentan significativamente.

Está construyendo relaciones, su compromiso ha aumentado y hay mucho entusiasmo en torno a su marca. Eso es algo que debes CONTINUAR haciendo.

Una vez que te comprometes con la fórmula COMENZAR, PARAR CONTINUAR, agrega algunas preguntas al final de cada día.

Esto te mantiene honesto, enfocado y al tanto de lo que sucede dentro de tu negocio.

  • ¿En qué tuve éxito?
  • ¿Qué necesita mejora?
  • ¿Qué voy a mejorar mañana?


Investiga a tu audiencia y sus NECESIDADES

Necesitas conocer a tu audiencia por dentro y por fuera:

  • ¿Qué los motiva y los impulsa a avanzar?
  • ¿Qué es importante para ellos?
  • ¿Qué les importa más?

Tómate el tiempo para conocer sus NECESIDADES.

Aprende lo que los motiva y los impulsa, qué pasa con su negocio, si son entusiastas y enérgicos, cuáles son sus deseos más profundos y la historia que puede compartir para crear interés, conciencia y sinergia.

Utilice este conocimiento para adaptar sus redes sociales y estrategias de contenido a su audiencia.

 

Practica la Regla de las 3C

La regla de las 3C implica: Contenido, Contexto y Claridad. Estas 3C deben constituir la base de tu estrategia de contenido.

Contenido

Es la clave para llegar a tu audiencia, hacerse notar y transmitir su mensaje.

Pero no solo cualquier contenido. Debe compartir el contenido que resuena, proporciona valor y genera confianza.

Compartir el tipo correcto de contenido no solo le ayudará a atraer a la audiencia adecuada, sino que también los convertirá en clientes potenciales, prospectos y compradores.

Contexto

El contexto es tan importante como el contenido cuando se trata de compartir en las redes sociales. Es el pegamento que hace que su marca se adhiera, creando pegajosidad en la mente de su audiencia.

Agregar contexto hace que su contenido sea relevante y fácil de identificar.

Claridad

Las mentes fangosas, confusas y poco claras no compran, no hacen clic. No descargan ni toman medidas. Por eso es tan importante que haya claridad en el contenido que compartes.

Elimine la ambigüedad al expresar claramente cuál es el próximo paso y qué acción quiere que tomen sus seguidores, admiradores y lectores.

Nunca asumas y esperes lo mejor. Sea claro, conciso y al grano.


 

Pensamientos finales

No permita que los palos en la rueda te frenen o te impidan crecer en las redes sociales. Comprometerte con el proceso de evaluación, ajuste y mejora constante.

Cuando prestas atención a lo que está sucediendo en tu negocio, puedes ser valiente en tus decisiones.

Tu audacia hará avanzar tu negocio y traerá el impulso que conduce a un crecimiento exponencial.